5/8/15

Mis influencias a la hora de escribir

Fuente
Mi lista de escritores y escritoras preferidos es bastante larga, y la mayoría coinciden con quienes me influyen más a la hora de escribir. A pesar de no haber terminado nada que valga la pena todavía, llevo años con varias historias en mi cabeza, bastante diferentes entre sí, que voy escribiendo poco a poco y las que vuelvo cada cierto tiempo. Pero nadie escribe sin influencias, y aquí os traigo los escritores y escritoras que más me influyen, cada uno a su manera, a la hora de ponerme delante de una pantalla o folio en blanco.


 ALEJANDRO PALOMAS. Ningún escritor, excepto Alejandro, consigue devolverme las ganas de escribir cada vez que leo una de sus novelas. El tiempo que nos une, mi libro favorito, cambió mi manera de escribir y de entender la literatura. Entendí que lo importante era contar una historia llena de verdad, y que con eso bastaba en gran parte. Sus personajes, tan entrañables y reales, me acompañan siempre. No sé si su influencia más clara está en el estilo, los personajes o la manera de contar historias, pero siempre hay algo de él en mis historias, aunque ni siquiera me dé cuenta.

 ROALD DAHL. Escribió Charlie y la fábrica de chocolate, que fue nada más y nada menos que mi primera novela favorita. Fue entonces, en primaria, cuando entendí que cualquiera podía imaginar historias y escribirlas. Mis primeras historias, sencillas y cortas, empezaron a formarse en mi cabeza. Gracias a él descubrí la literatura y empecé a leer sin parar. Tal vez no haya influido directamente en mis historias, pero sí que fue el principio de todo.

 RUTA SEPETYS. Nunca pensé en escribir ficción histórica hasta que leí Entre tonos de gris. Es más, en una de las ocasiones en las que he podido hablar con ella en persona, le expliqué el hecho histórico poco conocido sobre el que había oído hablar hacía poco, por si ella quería escribir sobre ello, y me dijo algo que nunca olvidaré: "No, YOU write about that, okay? I know you can". Y desde aquel momento no he podido sacarme la historia de la cabeza. Requiere muchísima documentación, pero sé que algún día seré capaz de escribirla. Ruta no es solo una de mis escritoras favoritas, sino una de las que más influencia ha tenido sobre mí, sobre todo en esta historia de la que os hablo.

 MERCÈ RODOREDA. Solo ella consiguó que volviera a enamorarme de mi otra lengua y de su literatura. Entendí que el catalán tiene ese nosequé que no tienen las otras lenguas, y que convierte la frase más sencilla en música. Con Mirall Trencat (Espejo roto) me hizo entender que los personajes son lo esencial de una historia, y que crear al narrador perfecto para cada historia es lo más importante a la hora de escribir una buena novela.

 ENRIQUE JARDIEL PONCELA. Él fue, tal vez, el culpable de que me enamorase del teatro hace ya muchos años. Nunca olvidaré aquella clase de Literatura Española en el instituto, en la que solo éramos 7 personas, y acabamos llorando de la risa mientras leíamos en voz alta Eloísa está debajo de un almendro. Pocos autores han sabido llevar el humor, absurdo o no, hasta los límites a los que llegó Jardiel Poncela. Sus novelas, género que en mi opinión está un poco más reñido con el humor que el teatro, también son joyas. Gracias a él empecé a interesarme por el teatro y por intentar escribirlo.

 F. SCOTT FITZGERALD. The Great Gatsby. No creo que haga falta decir nada más. Me matriculé en Literatura Norteamericana Moderna por el simple hecho de estudiar esta novela, y nunca me arrepentiré. A pesar de que los demás autores y autoras de la asignatura me gustaron mucho, Fitzgerald me dejó sin palabras. Su narrador y su estilo me hicieron ver que hay otras maneras de escribir literatura, y que experimentar es lo más valiente que puede hacer un escritor. Me hizo perder el miedo con los narradores y a probar probar y probar hasta encontrar el mejor para la historia.

 MORGAN MATSON. Tal vez sea de las escritoras de esta lista que menos me han influido a la hora de escribir, pero su novela Second Chance Summer inspiró una de mis historias —o al menos una parte de ella—, y siempre se lo agradeceré. A pesar de ser su novela menos conocida, creo que es una historia muy valiente dentro del panorama de literatura juvenil actual. Su manera de tratar el tema de la enfermedad y la muerte de un ser querido me llegó al corazón y me dejó con la que tal vez fue la resaca literaria más larga de mi vida.

 RAINBOW ROWELL. Esta señora escribió Eleanor & Park, y creo que no hay mucho más que decir. Tal vez sea mi influencia más clara a la hora del estilo narrativo, ya que desde que lo leí no me siento cómoda escribiendo a no ser que lo haga en tercera persona, pero cambiando de punto de vista en cada uno de los personajes. Y decir que Rainbow Rowell no ha sido una influencia clara en una de mis historias sería mentir. Espero poder desprender su ternura y cuidado, al menos en una de mis historias, que es la más cercana a ella.

 MARIAN KEYES. Si alguien ha sido una clara influencia en casi todas mis historias, ésa ha sido Marian Keyes. No todas, pero la mayoría de las historias que se pasean por mi mente se centrar en dos personas y en su relación, y la señora Keyes, sobre todo con ¿Hay alguien ahí fuera?, me enseñó qué era lo que quería para esas historias: sinceridad, sentido del humor y tratar temas tan humanos como las adicciones, la depresión o la muerte con total verdad y honestidad. Por lo tanto, su influencia no ha sido tanto en el cómo escribir, sino en el qué. Y nunca, nunca, nunca se lo podré agradecer lo suficiente.

 JOHN GREEN. Si algo he aprendido de John Green es que el drama no está reñido con el sentido del humor, y que mezclar ambas cosas en una novela, en un personaje o en una misma escena no es fácil, pero cuando se consigue... ¡Es de lo mejor! Como lectora, no pude estar más confundida y feliz al estar llorando a lágrima viva con una de sus novelas para soltar una carcajada segundos después, todavía sin ser capaz de parar de llorar. Y eso, al menos para mí, es importante.

 JUAN MAYORGA. Oh, Mayorga. La primera vez que escuché hablar de él y de su obra fue en la universidad, en la asignatura de Literatura Española Contemporánea. Después de un curso durísimo, encontrarme con Himmelweg fue de las mejores cosas que me han pasado en la vida. Después pude verla representada y, en serio, EN SERIO, cambió algo en mí. La influencia de Mayorga en mí ha sido el poder entender lo importante que es el silencio en la literatura, y que bien utilizado puede ser la clave para convertir una historia en algo inmortal. Además, el saber decir mucho con muy poco. Mayorga sigue escribiendo, y si tenéis oportunidad de ver representada alguna de sus obras, no os lo penséis.

NATHANIEL HOWTHORNE. Cuando me enteré de que en la asignatura Literatura Norteamericana del s. XIX teníamos que leer The Scarlet Letter, reconozco que lo único que sentí fue pereza. Y aunque al principio la lectura estaba más cercana al suplicio que al placer, mientras la estudiábamos en clase sentí que estaba leyendo algo grande, algo que cambiaría cosas en mí. Y no me equivoqué. Cuando lo terminé, me debatía entre la envidia y la admiración. Creo que no he leído un libro mejor escrito que The Scarlet Letter, y ésa ha sido precisamente su influencia en mí: querer ser capaz de escribir algo tan bueno, tan bien escrito en todos los aspectos y hacerlo parecer fácil.

 ROBERT LOUIS STEVENSON. Otro de los grandes que leí por primera vez gracias a la universidad. A pesar de saber de qué trataba The Strange Casi of Dr. Jekyll and Mr. Hyde, no fue hasta mi asignatura de Literatura Inglesa Victoriana que tuve el placer de sumergirme en sus páginas y en el genio de Stevenson. Con él descubrí que gracias al juego de narradores y de la estructura narrativa se podía convertir una historia en algo más, y que eso era precisamente la literatura. Por lo tanto, la influencia de Stevenson ha sido querer jugar con los narradores y la estructura, y también el hecho de perder el miedo a leer nuevos géneros.

 JOHN OSBORNE. Leí y estudié Look Back in Anger en primero de carrera, y no tengo palabras para describir cómo me impactó. Su manera de hacer teatro era algo con lo que no me había encontrado hasta el momento. He releído la obra una veintena de veces, sin exagerar, y cada vez me gusta más que la anterior. Si en algo me ha influido Osborne es en mi curiosidad por el teatro y, sobre todo, por querer escribirlo. Junto a Juan Mayorga, me han enseñado que el teatro es, quizás, la manera más directa de llegar al espectador o lector, y que si se utiliza bien puede llegar a cambiar nuestra manera de pensar.

(Si hacéis click en los corazones de cada 
nombre podréis ir a su ficha de Goodreads,
 con todas sus obras allí. ¡A cotillear!)

11 comentarios

  1. Una de las mejores y más personales entradas que has escrito. Algún día podremos disfrutar de una de esas maravillosas historias que rondan por tu cabecita ♥

    ResponderEliminar
  2. Me ha encantado la entrada *-*
    Muchos de los escritores que mencionas no los conocía, así que me voy a pasar a chafardear por GR.
    De los que sí conozco, me encantan Alejandro Palomas, Ruta Sepetys y Fitzgerald. Los tres me llegaron mucho con los libros que he tenido la oportunidad de leer. Y yo creo que sí conseguirás desprender la ternura de Rainbow Rowell (o más si cabe) porque ya se nota en tus posts muchísimo.

    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  3. Debes leer a Evelyn Waugh y a Stefan Zweig, sobre todo a este último (ya que del anterior solo he leido uno, que me impactó realmente).

    Sabes que me influyes a mi? aun no como escritora, que todo se andará, pero como lectora. Empecé con Alejandro Palomas por ti, y aunque no empecé con Ruta Sepetys por ti, pues ya habia leido Out of the Easy, me hice con Between Shades of Grey y en inglés, un poco por "culpa" tuya.

    Roald Dahl también escribió mi libro favorito de la infancia (en mi caso Danny el campeón del mundo) y Marian Keyes fue muy importante en una etapa de mi vida. A John Green lo tengo injustamente abandonado por culpa de todo el hype con gran dosis de ignorancia que hay actualmente en... bueno ya sabes dónde, lugares varios, dejémoslo asi.

    Haz caso a la Sepetys, escribe!

    un besito en la punta de la nariz <3

    ResponderEliminar
  4. Últimamente con cada entrada te superas. Estoy deseando leer una de tus historias. Un saludo, Cris.

    ResponderEliminar
  5. Si tu novela tiene un pedacito de cada uno, seguro que será genial :)

    ResponderEliminar
  6. Tu blog es tan <333 se nota que cada entrada la escribes desde el corazón y eso es muy importante.

    ResponderEliminar
  7. Muy buena lista y variada! :D algunos ya los conocia, y otros a ver si me pongo con suslibros :D

    ResponderEliminar
  8. No sé cuándo llegará, quizás mañana, quizás dentro de muchos años. Sea cuando sea, espero algo de tu pluma con ansias. Me encanta la lista que has puesto, El gran Gatsby es estupendo. Qué decir de La letra escarlata, el daño que puede hacer una letra bordada... Un besito preciosa!

    ResponderEliminar
  9. ¿Cuando seguirás escribiendo "aventuras y desventuras de una filóloga en progreso"? de verdad me encantan tus escritos pero estos particularmente los amo. Espero con ansias el próximo :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Cuando se me ocurra una idea para la sección! :)

      Eliminar

Pin It
Design by Winter Studio © 2015.
Si te llevas algo, no olvides mencionar la fuente ♥