31/1/12

Recuperando clásicos: Sombrero de copa (Mark Sandrich)

Título original: Top Hat
País: Estados Unidos
Año: 1935
Director: Mark Sandrich
Guión: Allan Scott & Dwight Taylor
Reparto principal: Fred Astaire & Ginger Rogers
Género: Comedia-Romance-Musical
Premios: 4 nominaciones al Oscar (Mejor Película, Mejor Dirección Artística, Mejor Coreografía, Mejor Canción)
Jerry Travers, un astro de la comedia musical americana, llega a Londres y se instala en la habitación del productor de su obra, Horace Hardwick. El azar le hace conocer a la bella modelo Dale Tremont, que se aloja en la habitación de abajo. Ella le toma erróneamente por Hardwick y, al enterarse que está casado (en realidad, y aunque no lo sabe, con una amiga suya, Madge), le rechaza y viaja con su jefe, el modisto Alberto Beddini, a Venecia, donde, por despecho, se casará con él. En la ciudad de los canales, desembocadura del enredo, coincidirán todos los personajes y todas sus confusiones de identidad.
Ladies and gentlemen, señoras y señores, niños y niñas... Here's a show! ¡Bienvenidos a la segunda entrega de Recuperando Clásicos en éste, nuestro querido blog! en esta ocasión vengo más que emocionada, con los pelos de punta sólo de pensar que algunos de vosotros podréis descubrir esta maravillosa película gracias a esta sección y también nerviosa porque no quiero dejarme llevar por el gran amor que siento hacia ella, su música y sus actores.

Cuando mi padre me dio la lista de películas que tenía que ver para hacer esta sección, me alegré muchísimo de que hubiera escogido Sombrero de copa como uno de esos clásicos que hay que recuperar. Ésta, al igual que El mago de Oz, ya la había visto -muchísimas veces, cabe añadir-, así que tendréis que esperar para que os traiga un Recuperando Clásicos de alguna película de la lista que todavía no he visto, como Casablanca -con la que empezó todo esto-, por ejemplo.

Sombrero de Copa es una comedia musical que forma parte de esas películas de los años 30 que marcaron, cada una a su manera, la historia del cine. Aquella fue la década de oro de los musicales en Hollywood, y las productoras no tardaron en sacarle partido rodando adaptaciones cinematográficas de dichos espectáculos. Sombrero de copa se ha convertido en la película musical más representativa de la época y la gente sigue viéndola y disfrutándola tras todos estos años.

Su pareja protagonista, los grandes Fred Astaire y Ginger Rogers, son sin duda una de las parejas con más química y más queridas y recordadas del cine. Para mí y los que amamos el cine, es difícil decir Fred sin pensar en Ginger, y al revés. Se compenetraban a tal grado que rozaban la perfección -aunque yo seguiré diciendo que fueron perfectos en más de una ocasión-, y verlos bailar es una delicia. Fred, para mí el mejor bailarín que ha habido en la historia del cine, era elegante hasta el extremo y clásico; Ginger, en cambio, representaba la nueva generación, la modernidad y la sensualidad. Ambos hacían la pareja perfecta y hacen que bailar parezca fácil.

Otro de los puntos fuertes de la película es, sin duda alguna, su música. Es un musical y, por lo tanto, las canciones son un gran pilar que ha hecho que Sombrero de copa sea recordada hasta nuestros días. Me parece alucinante que canciones que fueron compuestas en 1935, y que era la música que se escuchaba en aquella época, suenen ahora en mi iPod y yo siga bailando, cantando y emocionándome con ellas.

Si veis el trailer de la película (haced click aquí, ¡no tiene desperdicio ver cómo eran los trailers en aquella época!), os daréis cuenta de que los productores y creadores de la película pensaron que el gran éxito musical de la película iba a ser el Piccolino , el número final de la película. Pero cuál fue su sorpresa cuando una de las canciones que fueron pensadas sólo para ser una más en la película se convirtió en el gran éxito de ésta. La canción fue Cheek to Cheek (tenéis el vídeo abajo), la cual se ha convertido en una de las canciones más famosas de la historia del cine. Tampoco os podéis perder el número de Fred en solitario el cual le da nombre a la película: Top hat, white tie and tails (sobra decir que muero de amor con este hombre, su voz y su elegancia).

Como curiosidad, quería deciros que, a pesar de la gran química que existió siempre delante de las cámaras entre Fred y Ginger, fuera de ellas no se soportaban. Sólo hicieron diez películas juntos y después sus carreras se separaron, aunque, como he dicho antes, siempre serán recordados juntos, sonriendo y bailando.

Espero haberos introducido un poquito más en los clásicos y que no os hayáis aburrido mucho con todo el rollo que os he soltado. Pero es que cuando la cosa es sobre Top Hat, Fred y Ginger… mi corazón late deprisa, se me pone el vello de punta, los ojos me brillan y sólo puedo decir: Heaven… I’m in heaven… 

5 comentarios

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  2. Tengo que ver la película. En Bachillerato nos hicieron leer el libro y no estuvo mal :)
    Besitos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El libro es Tres sombreros de copa y no tiene nada que ver con esta película.

      Eliminar
  3. No he visto esta película!!! ¿por qué? no tengo ni idea! la anoto en mi lista!!!! Acabo de leer en la respuesta al anterior comentario que el libro es Tres sombreros de copa, he leído el libro, y al ver el título pensé ¿será el libro? y dije no...pero veo que sí.
    En cuanto me ponga manos a la obra a verla, te comento, aunque sí o sí me va a ancantar!! =D
    la curiosidad es muy curiosa...

    besis!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, pero la película y el libro no tienen nada que ver. Los títulos se parecen, pero son cosas diferentes.

      Eliminar

Pin It
Design by Winter Studio © 2015.
Si te llevas algo, no olvides mencionar la fuente ♥